..Pese a que el cine «es un medio increíble para contar historias» y al éxito cosechado con su primer largometraje, Las heridas del viento, que ayer presentó en la Filmoteca de Andalucía, el dramaturgo, y ahora cineasta, cordobés Juan Carlos Rubio asegura que «no piensa en cambiar la cámara por la escena» porque «yo me siento más protegido en el teatro, donde hay más tiempo para madurar un proyecto, mientras que el cine es mucho más grande, mucho más laborioso y costoso, y te queda menos tiempo para pensar». Aunque también recurre al «nunca digas de este agua no beberé», ya que, «en un principio, no pensaba ni en dirigir teatro, y he acabado haciéndolo, y tampoco creí que haría cine», pero, de momento, continúa con sus proyectos escénicos….